top of page
  • Foto del escritorRevista Adynata

Ministerio de Aneconomía Libidinal


Un ministerio cuya improbabilidad e inexistencia lo convierten en el más idóneo rector de políticas imprescindibles para que haya porvenir.

 

Considerando:

- Que las coordenadas históricas que definen a las derechas son, antes que ideológicas, anímico-libidinales: Ajuste, Reducción, Recorte, Achicamiento, Extractivismo, Confiscación, Devaluación, Privatización y Represión anímicas.

- Que la puesta en marcha de un nuevo proceso de saqueo, despojo, expropiación y concentración de los bienes comunes, se condice necesariamente con una redistribución y concentración del dolor y del sufrimiento en vidas subalternizadas.


Visto:

-Que el programa económico-político del Ministerio de Economía es, en lo esencial, un proceso de intervención, reorganización y refundación de la economía afectiva.

El Ministerio de Aneconomía Libidinal deja establecido:

 

Artículo 1°

Ubicar coordenadas de porvenir en el desbarajuste, el derroche, la ampliación, la diseminación, la profusión, la prodigalidad y la insurrección de los placeres.

 

Artículo 2°

No hay democracia posible sin democratización del Eros.

No nos interesa el déficit fiscal sino el déficit sensual.

La deuda es con los placeres.

 

Artículo 3°

El problema que nos concierne es menos el agotamiento de reservas en dólares, que el agotamiento de las reservas anímicas y vitales producto del vampirismo del capital.

 

Artículo 4°

Adoptamos una teoría del derrame de los placeres sin jerarquías, asimetrías, ni subordinaciones: Irradiación, dispersión y diseminación afectiva entre todas las formas de la materia.

 

Artículo 5°

Ni fuga de capitales, ni paraísos fiscales: fuga de erotismos y paraísos sensuales.

 

Artículo 6°

La necesidad de imaginar la percepción de un índice de afección mensual que permita poner a conversar qué afecciones genera vivir este modo de vida miserable y desagraciado que se nos impone como única vida vivible.

 

Artículo 7°

A las metas y programas del fondo monetario internacional contraponemos la superficie erógena popular: organismo de la gratuidad que garantiza el acceso y la insubordinación de los placeres frente a toda meta y finalidad programática.

 

Artículo 8°

Frente a toda política que considere sensato difundir la existencia como tristeza, pesadumbre, deuda y sacrificio, contraponemos la voluptuosidad, la embriaguez, el sensualismo, la fruición, el embeleso y la exuberancia de existir.

 

Artículo 9°

El único placer inadmisible es aquel provenido del daño, la humillación, el abuso, el ultraje, el sometimiento, la desaparición de otras formas de vida.

 

Artículo 10°

Placeres constituyen formas lúdicas de cuidado, extensión, repliegue y convalecencia de lo vivo.

 

 

Publíquese, comuníquese, difúndase y disfrútese.



Jenny Holzer - Lápices “Survival” - 1991 - lápices 20,3 x 15,2 cm

Comments


Entre las figuras poéticas y retóricas, Adynata (plural de Adynaton, que suena a palabra femenina en castellano) compone lo imposible. Procura insurgencias, exageraciones paradojales, lenguas inventadas, disparates colmados, mundos enrevesados, infancias en las que “nada el pájaro y vuela el pez”.

bottom of page