top of page
  • Foto del escritorRevista Adynata

A tientas / Fabio Morábito

Cada libro que escribo

me envejece,

me vuelve un descreído.

Escribo en contra

de mis pensamientos

y en contra del ruido

de mis hábitos.

Con cada libro

pago un viaje

que no hice.

En cada página que acabo

cumplo con un acuerdo,

me digo adiós

desde lo más recóndito,

pero sin alcanzar a ir muy lejos.

Escribo para no quedar

en medio de mi carne,

para que no me tiente el centro,

para rodear y resistir,

escribo para hacerme a un lado,

pero sin alcanzar a desprenderme.


Fuente: De lunes todo el año, 1992. Editorial: Joaquín Mortiz / Instituto Nacional de Bellas Artes.

Poeta mexicano aunque nacido en Alejandría en 1955.



Manolo Quejido. Silla y máquina de escribir (Máquina sentada en silla) 1978-1979 Silla de madera y máquina de escribir 1. 84 x 43 x 40 cm /2. 40 x 27 x 35 cm

Comentários


Entre las figuras poéticas y retóricas, Adynata (plural de Adynaton, que suena a palabra femenina en castellano) compone lo imposible. Procura insurgencias, exageraciones paradojales, lenguas inventadas, disparates colmados, mundos enrevesados, infancias en las que “nada el pájaro y vuela el pez”.

bottom of page