• Revista Adynata

Las desigualdades que matan (fragmento) / Informe de OXFAM. Enero 2022

Los diez hombres más ricos del mundo han duplicado su fortuna, mientras que los ingresos del 99% de la población mundial se habrían deteriorado a causa de la COVID-19. Las crecientes desigualdades económicas, raciales y de género, así como la desigualdad existente entre países, están fracturando nuestro mundo. Esto nunca ha sido fruto del azar, sino el resultado de decisiones deliberadas: la “violencia económica” tiene lugar cuando las decisiones políticas a nivel estructural están diseñadas para favorecer a los más ricos y poderosos, lo que perjudica de una manera directa al conjunto de la población y, especialmente, a las personas en mayor situación de pobreza, las mujeres y las niñas, y las personas racializadas. Las desigualdades contribuyen a la muerte de, como mínimo, una persona cada cuatro segundos. No obstante, tenemos la oportunidad de reformar drásticamente nuestros modelos económicos para que se basen en la igualdad. Podemos abordar la riqueza extrema aplicando una fiscalidad progresiva, invirtiendo en medidas públicas de eficacia demostrada para eliminar las desigualdades, y transformando las dinámicas de poder dentro de la economía y la sociedad. Si mostramos la voluntad necesaria y escuchamos a los movimientos que están exigiendo cambios, podremos crear una economía en la que nadie viva en la pobreza, ni tampoco en una riqueza inimaginable: una economía donde las desigualdades dejen de matar.

Desde el inicio de la pandemia, ha surgido un nuevo milmillonario en el mundo cada 26 horas (1).Los diez hombres más ricos del mundo han duplicado sus fortunas mientras que, según se estima, más de 160 millones de personas han caído en la pobreza (2).

Mientras tanto, se calcula que cerca de 17 millones de personas han perdido la vida a causa de la COVID-19, una magnitud de muertes sin precedentes desde la Segunda Guerra Mundial (3).


Estos problemas forman parte de una misma enfermedad, aún más profunda: las desigualdades que fragmentan nuestras sociedades y sesgan vidas, y la violencia enquistada en nuestros modelos económicos.


Las desigualdades han provocado que la pandemia de coronavirus resulte más letal, más prolongada y más dañina para los medios de vida. La desigualdad de ingresos resulta más determinante que la edad a la hora de estimar si alguien perderá la vida a causa de la COVID-19 (4).


Millones de personas aún estarían vivas si hubieran recibido una vacuna, pero se les negó esa oportunidad; mientras, las grandes empresas farmacéuticas continúan conservando el monopolio de estas tecnologías.


Este apartheid de las vacunas se está cobrando vidas y está alimentando las desigualdades en todo el mundo.


Instituciones como el FMI (5), el Banco Mundial (6), Crédit Suisse (7), y el Foro Económico Mundial (8) han estimado que la pandemia ha provocado un aumento de las desigualdades dentro de los países en todo el mundo.


Las personas en mayor situación de pobreza del mundo y los grupos racializados están sobre representados en la cifra de muertes provocadas por el virus. En algunos países, las personas en mayor situación de pobreza tienen casi cuatro veces más probabilidades de perder la vida por la COVID-19 que las más ricas (9).


En Inglaterra, las personas de origen bangladeshí tenían cinco veces más probabilidades de morir de COVID-19 que la población británica blanca durante la segunda oleada de la pandemia (10).


Estas divisiones actuales están directamente vinculadas al legado histórico del racismo, incluyendo la esclavitud y el colonialismo (11).


Esto también se manifiesta en el hecho de que esté previsto que la brecha entre los países ricos y pobres vaya a crecer por primera vez en una generación (12).


Las personas que viven en países de renta baja y media tienen alrededor del doble de probabilidades de morir de COVID-19 que aquellas de países ricos (13).


Como mínimo 73 países se enfrentan a posibles medidas de austeridad respaldadas por el FMI (14), lo que puede agravar las desigualdades entre países, así como todas las formas de desigualdad a nivel interno.


Los derechos de las mujeres y los avances realizados en materia de igualdad de género se verán duramente golpeados por estas medidas de austeridad, en medio de una crisis que ha retrasado el camino para cerrar la brecha de género toda una generación, ya que ahora se tardarán 135 años frente a los 99 años antes de la pandemia (15).


Esta situación se ve agravada por el hecho de que, en varios países, las mujeres se enfrentan a una segunda pandemia por el incremento de la violencia de género (16).


Además, como en cada crisis, se ven forzadas a asumir un volumen enorme de trabajo de cuidados no remunerados (17), lo que las mantiene atrapadas en la parte más baja de la pirámide económica.


El coste de la profunda desigualdad a la que nos enfrentamos se traduce en vidas humanas. Como pone de manifiesto este informe y basándonos en estimaciones conservadoras, las desigualdades contribuyen a la muerte de al menos 21 300 personas cada día.


Dicho de otra manera, las desigualdades contribuyen a la muerte de al menos una persona cada cuatro segundos.



Notas

(1). M. Lawson y D. Jacobs. (2022). Nota metodológica del informe Las desigualdades matan. Véase el documento de descarga en la página web para esta publicación.

(2). Ibíd.

(3) The Economist. (2021, actualizado a diario). The pandemic’s true death toll. Consultado por última vez el 1 de diciembre de 2021. https://www.economist.com/ graphic-detail/coronavirus-excess-deaths-estimates

(4) The Economist. (2021). Why have some places suffered more covid-19 deaths than others? https://www. economist.com/finance-and-economics/2021/07/31/ why-have-some-places-suffered-more-Covid-19-deaths-than-others

(5) Fondo Monetario Internacional. (2021). Monitor Fiscalde 2021. https://www.imf.org/es/Publications/FM/ Issues/2021/10/13/fiscal-monitor-october-2021.

(6) Sánchez-Páramo, C. et al. (7 de octubre de 2021).La pandemia de COVID-19 (coronavirus) deja como consecuencia un aumento de la pobreza y la desigualdad. Blogs del Banco Mundial. Consultado en https://blogs.worldbank.org/es/voices/la-pandemia-de-covid-19-coronavirus-deja-como-consecuencia-un-aumento-de-la-pobreza-y-la.

(7) Crédit Suisse. (2021). The Global Wealth Report 2021. https://www.credit-suisse.com/media/assets/corporate/docs/about-us/research/publications/global-wealth-report-2021-en.pdf

(8) Foro Económico Mundial. (2021). The Global Risks Report 2021. 16th Edition. https://www.weforum.org/reports/the-global-risks-report-2021

(9) The Health Foundation. (2021). Unequal pandemic, fairer recovery: the COVID-19 impact inquiry report. https://www.health.org.uk/publications/reports/unequal-pandemic-fairer-recovery

(10) Office for National Statistics (2021). Updating ethnic contrasts in deaths involving the coronavirus (COVID-19), England: 24 January 2020 to 31 March 2021. https://www.ons.gov.uk/peoplepopulationandcommunity/ birthsdeathsandmarriages/deaths/articles/updatingethniccontrastsindeathsinvolvingthe coronaviruscovid19englandandwales/24january2020to31march2021

(11) E.T. Richardson et al. (2021). Reparations for Black American descendants of persons enslaved in the U.S. and their potential impact on SARS-CoV-2 transmission. Social Science & Medicine, Vol. 276, Mayo de 2021. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0277953621000733

(12) N. Yonzan, C. Lakner y D.G. Mahler. (2021). Is COVID-19 increasing global inequality? Blogs del Banco Mundial. https://blogs.worldbank.org/opendata/covid-19-increasing-global-inequality

(13) Levin, A. et al. (2021). Assessing the burden of COVID-19 in developing countries: Systematic review, meta-analysis, and public policy implications. medRxiv.https://doi.org/10.1101/2021.09.29.21264325

(14) Tamale, N. (2021). Adding Fuel to Fire: How IMF demands for austerity will drive up inequality worldwide. Oxfam. https://policy-practice.oxfam.org/resources/adding-fuel-to-fire-how-imf-demands-for- austerity-will-drive-up-inequality-worl-621210/.DOI: 10.21201/2021,7864

(15) Foro Económico Mundial. (2021). Global Gender Gap Report 2021. https://www.weforum.org/reports/ab6795a1-960c-42b2-b3d5-587eccda6023

(16) Harvey, R. (2021). La pandemia ignorada: La doble crisis de la violencia de género y la COVID-19 Oxfam. https://policy-practice.oxfam.org/resources/the-ignored-pandemic-the-dual-crises-of-gender-based-violence-and-covid-19-621309/. DOI: 10.21201/2021.8366

(17) ONU Mujeres. (2021). Global gender response tracker: Monitoring how women’s needs are being met by pandemic responses. Blog Women Count. 11 de mayo de 2021. https://data.unwomen.org/resources/women-have-been-hit-hard-pandemic-how-government-response-measuring

Fuente: https://oxfamilibrary.openrepository.com/bitstream/handle/10546/621341/bp-inequality-kills-170122-summ-es.pdf


Trabajo de selección Marcelo Percia.


Christto & Andrew NEOBODEGON 2014 Impresión en tintas pigmentadas sobre papel fotográfico -CPrint- 120 x 90 cm

Entre las figuras poéticas y retóricas, Adynata (plural de Adynaton, que suena a palabra femenina en castellano) compone lo imposible. Procura insurgencias, exageraciones paradojales, lenguas inventadas, disparates colmados, mundos enrevesados, infancias en las que “nada el pájaro y vuela el pez”.