• Revista Adynata

Adynata Mayo / VPS

Quizás, como tantas otras veces,

(en) la música,

un refugio para estos tiempos.

Ese saber de ritmar, acompasar,

improvisar (entrando y saliendo)

bailar (sabiendo y no sabiendo)

tantear, lo que se puede y lo que no

probar, lo que queda y lo que no.

Errar y dejarse llevar

componiendo entre vibraciones y rítmicas,

entre eso que se arma y desarma ahí.

Cuerpos y partes de cuerpos,

una voz, más voces y silencios,

gritos, aullidos, brazos y pies,

platillos, bajos, baterías, güiros, cuerdas, saxos,

guitarras y acordes, cables, humos, luces...

tantos mundos en ese mundo

que guían, acompañan, hacen y deshacen estados

pulsando un tiempo personal-impersonal

que se mueve a destiempo.



V. Nicolás Koralsky (2020) Sin título

Entre las figuras poéticas y retóricas, Adynata (plural de Adynaton, que suena a palabra femenina en castellano) compone lo imposible. Procura insurgencias, exageraciones paradojales, lenguas inventadas, disparates colmados, mundos enrevesados, infancias en las que “nada el pájaro y vuela el pez”.