• Revista Adynata

Mi memoria / Teresa Arce

Mi memoria la guardo justo

donde nace la nariz, entre los dos ojos.

Por eso los aromas me eyectan al pasado,

sin pasar por el cerebro.

Las imágenes están a mano, entran, salen,

se imprimen enseguida.

En cuanto a cuestiones del corazón,

es ardua la cuesta hacia arriba,

ando con un bagaje bastante chiquito

y repito los errores, como si nada

quedara grabado ni pudiera encontrar las señales.

Cuando mi memoria está muy inflada de historias,

me pesa la cara: no la puedo levantar de la almohada,

entonces la agarro como un trapo, la escurro

a pura lágrima y moco

así deja de abultar el ceño y se afina la mirada.


Teresa Arce. Microfibra sobre papel

Entre las figuras poéticas y retóricas, Adynata (plural de Adynaton, que suena a palabra femenina en castellano) compone lo imposible. Procura insurgencias, exageraciones paradojales, lenguas inventadas, disparates colmados, mundos enrevesados, infancias en las que “nada el pájaro y vuela el pez”.