• Revista Adynata

Poemas elegidos / Cristina Peri Rossi


Si el lenguaje

este modo austero

de convocarte

en medio de fríos rascacielos

y ciudades europeas

Fuera

el modo

de hacer el amor entre sonidos

o el modo

de meterme entre tu pelo


***


Ninguna palabra nunca

ningún discurso

-ni Freud, ni Martí-

sirvió para detener la mano

la máquina del torturador.

Pero cuando una palabra escrita

en el margen en la página en la pared

sirve para aliviar el dolor de un torturado,

la literatura tiene sentido.


***


Los exiliados


Persiguen por las calles

sombras antiguas

retratos de muertos

voces balbuceadas

hasta que alguien les dice

que las sombras

los pasos las voces

son un truco del inconsciente

Entonces dudan

miran con incertidumbre

y de pronto

echan a correr

detrás de un rostro

que les recuerda otro antiguo.

No es diferente

el origen de los fantasmas.


***


Eludir el nombre directo de las cosas

es convocarlas de manera más elocuente.

por eso cuando hablo de ti

te llamo Amaranta, Lanceolada,

Himenea y Yocasta.

Como sabiéndolo

tú respondes desde el fondo de la lengua,

allí donde el nombre de las cosas

es todavía víscera profunda

antes que acuerdo y convención.


***


Ella es ella más todas las veces que leí

la palabra ella escrita en cualquier texto

más las veces que soñé ella

más sus evocaciones,

diferentes a las mías.


***


Genealogía

(Safo, V. Woolf y otras)


dulces antepasadas mías

ahogadas en el mar

o suicidadas en jardines imaginarios

encerradas en castillos de muros lilas

y arrogantes

espléndidas en su desafío

a la biología elemental

que hace de una mujer una paridora

antes de ser en realidad una mujer

soberbias en su soledad

y en el pequeño escándalo de sus vidas


Tienen lugar en el herbolario

junto a ejemplares raros

de diversa nervadura.


***


Segunda vez


En el acto ingenuo

de tropezar dos veces

con la misma piedra

algunos perciben

tozudez

Yo me limito a comprobar

la persistencia de las piedras

el hecho insólito

de que permanezcan en el mismo lugar

después de haber herido a alguien.


***


Estrategias del deseo


Las palabras no pueden decir la verdad

la verdad no es decible

la verdad no es lenguaje hablado

la verdad no es un dicho

la verdad no es un relato

en el diván del psicoanalista

o en las páginas de un libro.

Considera, pues, todo lo que hemos hablado tú y yo

en noches de vela

en apasionadas tardes de café

-London, Astoria, Arlequín-

sólo como seducción

en el mismo lugar que las medias negras

y el liguero de encaje:

estrategias del deseo.



Fuente: Peri Rossi, Cristina. Detente, instante, eres tan bello: poesía reunida. Compilado por Alejo Carbonell. Caballo Negro Editora, 2021. Córdoba.

Trabajo de selección: Gonzalo Sanguinetti



Joel Mestre Cita en el vortice 2019- 2021 195 x 300 cm Díptico Temple vinílico sobre loneta

Entre las figuras poéticas y retóricas, Adynata (plural de Adynaton, que suena a palabra femenina en castellano) compone lo imposible. Procura insurgencias, exageraciones paradojales, lenguas inventadas, disparates colmados, mundos enrevesados, infancias en las que “nada el pájaro y vuela el pez”.