• Revista Adynata

Setiembre Adynata / VPS

¿Dónde

lo impermanente, lo misterioso,

lo incapturable,

lo místico?

¿y el azar?

¿Conjugar (con) el mundo cuando todo estalla?

yo acumula y odia

tú acusas, apuntas y disparas

él abusa y mata

ella queda sometida

nosotrxs marchamos y marchamos

vosotros veneran

ellos gobiernan.

¿Cómo

cuando lo vivo se quema?

¿se desvirtúa?

Virtudes desgajadas de éticas

empecinadas en las ternuras del cuidar,

esas que parpadean.

¿Cómo

esquivar moralinas enaltecidas?

Empecinadas en instalar ceremonias de espejitos

que alaban al yo.

Admiraciones fanáticas

que proliferan, se imponen y se pronuncian

por redes

deshaciendo redes

imponiendo.

Y las ciudades

ay, las ciudades

que han enterrado

bajo capas y capas de cemento

frío

que emana calor

sin calidez.

Frío

que rigidiza acciones,

relaciones,

gestos, conversaciones.

Que borra y barre

viejas místicas

y sólo deja las costumbres

endurecidas

de merca, uniformes o ensimismamientos.

Lo impermanente

nace con lo vivo.

Lo misterioso

vive con lo vivo.

Lo incapturable

vive con lo vivo.

Lo místico

nace con lo vivo.

¿y el azar? Ahí.

Ahí lo impermanente,

lo misterioso, lo incapturable,

lo místico bailan

alrededor del fuego,

disfrutan lluvias, nieves, hedores.

Mueren y renacen

de otoños o primaveras.

Van y vuelven con un ir

hacia donde no hay donde”.

Y el azar, ahí.

V. Nicolás Koralsky (2022) Sin título. Fotografía en la calle de los españoles, Napoles.

Entre las figuras poéticas y retóricas, Adynata (plural de Adynaton, que suena a palabra femenina en castellano) compone lo imposible. Procura insurgencias, exageraciones paradojales, lenguas inventadas, disparates colmados, mundos enrevesados, infancias en las que “nada el pájaro y vuela el pez”.