top of page
  • Revista Adynata

Un agujero con la mente alrededor / Eduardo Magoo Nico

Respondiendo a mi pedido

Una señora de muy buenos modales

Me trae un cuaderno que dice en la portada

"Tengo un agujero con la mente alrededor"

Yo la miro perplejo:

-¿O prefiere uno con la Barbie?


Al salir del negocio

Una “nada” pasa salticando

Mientras dos girasoles se abren

Dando inicio así

A una danza de conejos en cuadrillas

Por el entero cuadrado del campo


Ideas viejas:

Como bailar una milonga o pericón

En un trigal recién trillado...

O pensar en Calino, Arquíloco, Ippareote

Alceo, Minereno, Anacreonte

Y en otros tantos nombres

Para ser adoptados por la Fiat

En su moderna línea de vehículos pesados

-¿Muy pesados?

-Nuevas marcas de Tractor

-¡Ja!¡Ja! A nadie se le ocurriría...


Después de todo, el desdén

No es otra cosa, que el modo más benigno

De la hostilidad

-¡Ánimo, luzca el orgullo la obra del trabajo!

Viejas ideas...


Que tienen el poder de no conocer sus límites

Y van de espero en desespero


Aquí se trata

(Sobre muchas incrédulas miras)

De hacer un agujero:

La misma mirada apunta

-¡No puedes cerrar los ojos!

Pues hubo un largo camino

Entre su corazón y mi alma

(Y sigue sembrado de trampas)


Desde afuera se ve mejor:

Yo lloro

Mientras sigo leyendo lo que escribo

Mi trabajo es infinito...

¿Tendrá alguna oportunidad (un cualquier amor)

De venir a plantarse como planta de crecer

En el entre (medio) de los dos?

¿Una plantita que siempre apunte al sol?


En ese su-ponerse en re-lación a un otro

(Que es ya parte de un lindo enredo)

¿Se pone el girasol?

¿Se re-ubican los anteojos?

¿La entera plantación?

¿O acaso la casita del hornero en otra horqueta del amor?


Aunque haya cantado el mar

Mis pies están bien plantados

En la tierra abierta en surco

Donde pasaba el agua

(No tiene nada que ver con la Academia

Y tampoco mucho con la vida)


Quien crea un arte-facto compensa de algún modo

Lo no vivido

Con una cierta gracia...

(Mis lágrimas de papel descartable, vuelan ahora hacia el basurero)


¡Puttana!

¡Puttana!

(La maestra)


Por delante el mundo, no faltará

-¡Mirad! ¡Mirad el campo!

-¡Cuánto verde hay más allá!

Más atrás aún:

Una entera laguna y el juncal

Nidales de patos, teros, gallaretas...

¡Si hasta los biguaces hacen un nido!


¡Ay, de la bandada profunda!

¡Helicoidal(mente) envolvente!

Es como si un arado hiciera surcos

En un cielo

Ya de por sí corrugado...

(Lo que en definitiva nos cobija

Es este, nuestro estar desamparados)


Esta vez me rindo a la evidencia

Se trata siempre, de aquella “rosa sin porqué…”

(¡Ajeja-joja-jin-jojé!)

Empero:

Esta relación entre dos vaciados

Debería tener su respiro

(Su largo aliento)


Una especie de “algo” alrededor

Para luego sembrar la piedra

El fundamento


Sobre los bordes excavados

Toda hondura se abre

Al entero lago del corazón

(O a esa fritura vasta

De la materia)


¡Un día, una voluntad de hierro

Ajena a todo desencanto

Arrasará el aire y llegará a vosotros!

¡Los buscará en sus guaridas

Les pondrá su mira en la frente

(No cerrará los ojos)

Es la belleza la que a veces opaca (o impide)

La transparencia

¡Bum!

He aquí un agujero con la mente alrededor…

-¿O tal vez prefiere uno con la Barbie?


¡Toda juventud que ríe es invencible!



Fuente: Agradecemos cariñosamente a Magoo las ganas de compartir su libro Servidumbres. (2022).




Lana Crooks - "Refugio" - 2016 - Escultura en madera, lana, tinturas.



Entre las figuras poéticas y retóricas, Adynata (plural de Adynaton, que suena a palabra femenina en castellano) compone lo imposible. Procura insurgencias, exageraciones paradojales, lenguas inventadas, disparates colmados, mundos enrevesados, infancias en las que “nada el pájaro y vuela el pez”.

bottom of page