• Revista Adynata

Verbonautas: acción poética (1995 – 2000) algunos poemas

Punto o raya / Palo Pandolfo


(Para Verbonautas)


- Punto o raya

¡Está cerrado! ¡Está cerrado!

- Escuerzo para el almuerzo

- Estrellar contra la bóveda celeste

todos los telescopios

- Para que rompan el vidrio

que no nos deja ver más allá

- La maravilla del cosmos

La luz con amor

- El cruce de los fluidos

- La pureza de la unidad

jamás disuelta.



Otra definición / Pablo Folino

"Analicemos sin vértigo

la magnitud de mi inocencia"

A. Rimbaud

Mediodía en "Palermo sensible"

mediatarde y medio gol,

media vida de hombres medios.

Yo no quiero

la mitad de las cosas.



Poética de las palabras que pasan zumbando / Tom Lupo


Maestro

de tu vida,

deberás leer

los signos

en la oscuridad.


Hay muchos cantos

para la caída,

y pocos

para la ascención.


del libro "Entre muebles y sombras" (2004)


Arqueados / Hernán


hasta ser solo luz

fulminados fulminantes

sin mierda en las encías

con las manos de la casa encendidas

asomando por cada cerradura

dicen:

-la muerte es hembra

como la mordida y la palma

y la boca y la calma

y la sucesión de los días-


se retuercen

como el silencio en la noche

-resplandecen entre el silencio

de los animales-

los deditos luminosos

aturdidos

con gusto al hambre seco

al hambre, como muescas

en la palma de la mano


(sobre todo para alguien

que se despierta mirando los elásticos

de la cama de arriba

los tajos en el colchón

las uñas de la gomaespuma)


con una bolsa de ambay

por la peatonal

idiota en el sentido de la gruta

en lo profundo de la célula

arrancándole los ojos

y durmiendo en su cama


con los bolsillos del alma

secos y veloces

arqueados hacia el despertar

del cuerpo

la conciencia de los tendones

y los músculos


y el combustible

que recorre feroz la carne

al menor movimiento.


Del libro ”Nortes” (1998)



Cada cual / Karina cohen


Cada cual

naufraga como puede

en agua de adentro.

Música que me navega...

Ritmo, que me surca

en mi mazorca.

Abolimos: La horca

Los disparos en la boca

Las inyecciones de aire

Los saltos al vacío

Las bañaderas de venas

Las banderas clavadas en los dientes del vecino.

Tanto que guardar, como que decir

Una pasión, y una calma,

en diversos lugares

que son todos el mismo.

La misma piedra.

El mismo aire.

Abandonémonos entre espinas.



En la ruta / Osvaldo Vigna


Anduvieron dando tumbos en el filo de la audacia

entraron en bares sin memoria

pescaron canelones

estacionaron botellas

acostaron vasos repletos

y enamoraron ceniceros

mientras reían

llenos de alcobas descalzas.


En invierno los restaurant de la ruta

se pegan a los bolsillos

y en la botamanga del viento

las curvas son más peligrosas que un viaje al fondo de un

/Jack Daniels.


Robaron flores en un velorio, se rieron del cadáver

y el cadáver agradeció la iracundia

asesinaron veredas en barrios donde los perros

bostezan la esperanza y los ladrillos gotean

sangre de albañiles tuertos

en la ruta la suerte está echada en la falda de los dados

en el mango hambriento de un cuchillo

en las remeras que gritan desgarbadas.


Y así seguir acostados en la tabla de un camión

sobando sol

transpirando gestos

enhebrando mediodías

en la banquina de un precipicio

surfilando llanuras

hasta un pueblo nuevo

levando el ancla

inflados de vértigo

soñando la utopía de un horizonte cero.



Eterno / Palo Pandolfo


Cualquier palabra

es buena

para sentir

las raíces de esta vida.

Toda caricia

es buena

para oír

las voces en el cielo.


Me declaro amante de lo vivo

y estudiante de lo muerto.

En el nacimiento.

En flores aún decapitadas.

En el movimiento

y también en la esperanza.


Toda ilusión

es buena

el contacto

entre la niebla.

Cualquier mano

sirve abierta

para cavar,

cavar en la distancia.


Me declaro amante de lo vivo

y estudiante de lo muerto.


Y si en esta ruta no consigo

besar tu aura, tu suerte.

Será en otro nacimiento

o en el vacío sin tiempo

que me instale caliente

luminoso y eterno.


Ampulosas / Vicente Luy


Ampulosas como las 11 caídas de Firpo, las páginas de nuestra

historia relativizan traiciones y cobardías; curan la sifilis...

- proscriben el láudano

- ... y nos encomiendan a Dios nuestro Sr.; nos acunan como a expedientes.

Y si se encienden en la noche los algarrobos, es cosa de ellos.

La vida para atrás es fácil, entendible, moral; sobre todo

entendible. Desde indias sin piel hasta el dulce de leche, la

patria todo lo explica:

nunca ganan los malos

ninguno era marica y por algo / se los habrán llevado.


del libro "La vida en Córdoba (1999)



Canto de canto / Palo Pandolfo


canto de canto babea la babosa

afilo al filo baba

ruido en ruidos boquea bocón con

camión sobre camión la bocaza

- expansión - embrilla brillos

viven vivos brillantes

eructan los eructos pifiando pifies

de cárcel encarcelada pifiados

grito en ruido chupa chupetes

hastío cantado chupables


ríe risas risueñas

permanece permanentes permanencias

finaliza finales finiquitados



El águila de sangre / Karina Cohen


Cuando te fuiste

me arrancaste toda la piel de frente

y ya nunca más pude vestirme

sin quedar sangrando.

Ando así de espaldas,

para que nadie sospeche

este cuerpo atroz.

Me observo a escondidas

funcionar casi perfectamente,

como si nada,

y le enseño idiomas a mi espalda

para que me avise

cuando vuelvas a abrazarme.

2020



*Publicado en Verbonautas: acción poética (2020) Buenos Aires, Cae de maduro editorial.

caedemaduro.editorial@gmail.com IG @caedemaduro


Marc Quinn Desintoxicación emocional: Los siete pecados capitales V 1995 Escultura Plomo y cera fundidos 86x52x36cm


66 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo