• Revista Adynata

Espiráculo Clínico

Actualizado: sep 15

loqueenelinfiernonoesinfierno@gmail.com


Un suicidio no es lo mismo

que las ideas de muerte que no son

lo mismo que los planes suicidas que no son lo mismo

que las fantasías de morir

que no son lo mismo que otros enigmas.


Los cruces y las confusiones de fronteras son frecuentes.


El riesgo de suicidarse la escucha en las prácticas automáticas es elevado.


En una institución circuló la invitación que sigue, texto y volantes:

(Se retiraron las coordenadas de lugar y fecha para resguardar la privacidad.


Próximamente, probablemente, haya novedades).



MUCHXS JÓVENES DICEN QUERER MORIR o matarse o pensar en la muerte y sentir alivio. Muchxs lo hacen.

Y aunque lo hiciera unx solx bastaría para pensar una y mil veces en qué mundo estamos viviendo. ¿En qué mundo estamos viviendo?

En los hospitales esas palabras suenan incansablemente en las consultas de todas las especialidades.


DESEOS, MIEDOS Y OTRAS YERBAS animan y desaniman la clínica. Sístole, diástole, sístole, diástole...




QUERIDXS AMIGXS, COLEGAS, COMPAÑERXS de hospital: tenemos algunos problemas. Algunas ganas. Y esta invitación a un Espiráculo Clínico.

ESPIRÁCULO CLÍNICO pregunta: ¿dónde respira la clínica? Invita a suministrar aire, a ventilar, a abrir ventanas, a no impedir su vida viva. Invita a ensanchar horizontes.

Airear, musiquear. Avivar la clínica, como un fuego.


LO ANÓNIMO de la invitación descubre que no hay autorx. No hay quien sepa a priori aquello que anhelamos construir entre muchxs. Hay un llamado a leer. Algo pide ser leído, algo pide ser escrito de otras maneras.

Anónimo no viene de anémico. Anónimo. Ánimo. Animismo.


LO ANÓNIMO NO CREE EN LOS FANTASMAS pero que los hay, los hay.


INVITACIÓN A ENCENDER TEXTUALIDADES FICCIONALES NO HABITUALES, prenderlas. Prenderlas. Subirse, hacerlas viajar, soltarlas, engancharse en siguientes latidos. Dar volumen.

Inaudible. Inaudito. Inaugural.


EL ESPIRÁCULO ES UNA FLECHA que puede tocar. Avanza y toca; a cualquiera, a desprevenidxs y a pasajerxs frecuentes. Recorre leguas y lenguas.

El Espiráculo Flecha lleva consigo a quienes quieran subirse y amontonarse, como las palabras que lleva el viento. No le preocupan las disciplinas ni las jerarquías ni los equipos ni los servicios ni los días. No pide pasaporte, hace pasar. Amucharse para que entren todxs. Espiráculo Flecha va armando equipo.



"I _ e a s _ e _ u e r _ e, riesgo para sí, entorno no continente, se interna".

"P _ a n _ u i _ _ d a, sin tratamiento ambulatorio, se interna".

"A u t _ _ g r _ s _ _ n, i d e _ _ d e _ u _ r t e, sin esto, sin aquello, se interna".

¿QUÉ CARAJO DICEN LAS IDEAS DE MUERTE? ¿Cómo escuchar sin morir en el intento? ¿Cómo escuchar lo infinito que viaja en las palabras? ¿Cómo recuperar su encanto, cómo encantarlas? ¿Cómo recuperar su aire, su movimiento, su música?








NI COMPRENSIONES TAN VELOCES que no comprenden nada. NI indolencias "acá no pasa nada".

SOÑAR LECTURAS COLECTIVAS EN UN HOSPITAL, despertar vitalidades rehenes de anestesia sin salida. Antídoto de ausencias.












A LOS FLYERS LES DIREMOS VOLANTES. Porque vuelan, porque se reparten en lugares que pueden advenir públicos, porque permiten desvíos. Y porque mueven el aire, como la música.


EVITAR UNA MUERTE ORGÁNICA radica su ética en escuchar dolores acuciantes, en acompañar, en intentar proposiciones de enganche la vida.




loqueenelinfiernonoesinfierno@gmail.com



39 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo