• Revista Adynata

Hay puentes que enlazan al desbordarse. Imaginaciones Políticas / Verónica Scardamaglia

Actualizado: 2 jul

Imaginaciones políticas. Un puente 2002 2022.

Imprenta Elcano 4015. Chacarita


El contrapunto al que asistimos entre las conmemoraciones institucionalizadas del 19 y 20 de diciembre de 2001 y la ocupación desbordante del puente Avellaneda y las calles aledañas del sábado 25 de junio a 20 años del asesinato de Maximiliano Kosteki y Darío Santillan, hablan por sí solas para quienes estén dispuestxs a prestarles atención.

En consonancia con ello y buscando visibilizar las potencias activistas del y desde el 2002 se están dando cita en una vieja y hermosa imprenta de la calle Elcano. a las jornadas de acción gráfica y pensamiento colectivo “Imaginaciones políticas. Un puente entre 2002 y 2022” organizadas a pulmón por María Eva Blotta y Diego Maxi Posadas como coordinadorxs-convocadorxs de un grupo extenso de vidas inquietadas por amistades, discusiones políticas, activismos e imaginaciones varias.

La potencia de las obras vistiendo las paredes descascaradas de la imprenta, esas mismas nacidas de la indignación y la fuerza de los activismos del 2002, sostienen, acompañan y dan marco al latir inquietante de una serie de actividades que se vienen desarrollando desde el sábado 18 de junio y hasta el domingo 3 de julio.

Aún viven y funcionan en la imprenta algunas de aquellas máquinas que mantienen intacta su atracción de fuerza brujeril: Minerva para tipos móviles, Multilith offset y Gloria, la que guillotina.


La columna vertebral del programa pasa tanto por el accionar acompasado en las diferentes estaciones de creación gráfica colectiva que habilitan el encuentro con serigrafía, sellos, encuadernación, offset, tipografía, sublimación y que pueden derivar en la invención de afiches, cuadernos, libretas y poesías colectivas. Todas estas invitaciones coexisten en una gran mesa de trabajo enmantelada por papel madera que recibe tal gama de participaciones que, con su mero hacer, logran discutir lo que trae el rango biológico de la edad y la etiqueta psicosociológica de las generaciones. En ella late la autoconvocatoria a experimentar entre papeles de tamaños, formas y colores varios que saben sostener la magia que se desata al jugar con dibujos y palabras. Rotativa y espontáneamente, alguien orienta el hacer, o no. Vale distraerse. Vale moverse. Vale abandonar. Vale conversar. Vale mancharse.

De a ratos y mientras las mesas siguen en movimiento, el espacio se centraliza en alguna conversación programada, en alguna performance renacida, en algunas músicas de lujo como las canciones de Grisel Bercovich y las miguitas de pan de Juan Pablo Fernández o las Guirnaldas para una sonoteca pública activadas por Ben Gunn y otros amantes de los discos y en algunas lecturas que se reavivan como Fuego de palabras acompañado por hipnóticas andanzas que trepan las paredes activadas por Caos retrovisuales.

La multiplicidad de la propuesta da cuenta de la fuerza espectral de lo parido por el sostenido accionar del 2002. Visten las paredes de la imprenta algunos afiches, remeras y estampas de diferentes espacios y colectivos Resistencias tipográficas, Taller Popular de Serigrafía, Arde Arte, Archivo Pablo Rosales, Iconoclasistas, )(, Fábrica de Estampas, entre otros. Diferentes talleres gráficos, agrupaciones, proyectos y espacios asamblearios hacen a esta movida que se desborda a sí misma.

Caminar la imprenta invita a encontrarse con la instalación de artefactos audiovisuales con pantallas que Rodrigo Noya hace irrumpir en las que giran archivos de Indymedia Video, del Laboratorio Audiovisual Comunitario y fotografías de Sub Cooperativa y Hernán Reig.

Las secuencias de las actividades se enlazan sostenidas por la alegría que se permiten ciertas insolencias. Integrantes del Taller Popular de Serigrafía conversan con actuales participantes de la Asamblea Popular San Telmo Plaza Dorrego de la que nacieron. El libro que imprimió chistes no publicados por el diario Clarin durante el periodo 2001-2007, “Manual de historia argentina. De Carlos a Néstor” hace dialogar a su autor Sergio Langer con el colectivo Alegría. El grupo de teatro e investigación escénica de Quilmes, Núcleo Silvestre Teatro, presenta "El radiotelegrafista", diario de guerra de un radiotelegrafista cubano en África, documento internacionalista, escrito a lápiz, en un cuaderno. El LAC (Laboratorio Audiovisual Comunitario) comparte uno de los capítulos de su fanzine audiovisual Mil Faros, “La historia en el cuerpo”, una conversación/caminata entre Lola Arias y Julián D’Angiolillo, en torno a “Audición para una manifestación” que evocó en el 2017 sucesos vivenciados durante el estallido del 19 y 20 de diciembre de 2001.

El mediactivismo tiene su discusión entre ex integrantes de Indymedia, el LAC y la red argentina de cine comunitario (RACC) con la proyección de cortometrajes de Indymedia y proyecto ENERC. Un fakeodromo invita a la producción de un boletín de fake news. Las Sombras que agita el multi artista José Garófalo convidan encuentros de afectividad al paso. José Luis Meirás dirige un coro interbarrial como acción sonora colectiva que alza la voz, relee y recupera las actas tipografiadas de la 2da asamblea interbarrial de Parque Centenario. Pibis del Club de Jóvenes de la escuela Carlos Mugica invaden el espacio. Huellas de las asambleas populares de Flores y San Telmo se ponen en diálogo con algunas las ferias (la FLIA, la feria de Artigas, la feria del libro de Flores). No me arrepiento de este amor, insisten en afirmar Florencia Vespignani y Natalia Revale tiñendo de feminismos las historias y devenires de la rebelión popular del 2001, conversando en una gran ronda junto al historiador Javier Trímboli, en la que el filósofo Diego Sztulwark hace presente la fuerza de lucha, amor y resistencia que se encarna en Darío Santillán y Maximiliano Kosteki.

La movida de este puente 2002 – 2022 contiene al taller gráfico Estación Dario y Maxi en el que se realizaron materiales que se sumaron a la conmemoración que desbordó el puente de Avellaneda este sábado 25 de junio.

Aún queda demasiada movida para un fin de semana. Días que invitan a Retazos unidxs, a una perfozapping autobiográfica que afirma Ni verdaderas, ni falsas, al mismo tiempo que prometen encender nuevos Fuegos de palabras con la perseverancia poética de Vicente Zito Lema y lxs poetas del mañana. Días que garantizan encantar con el teatro de papel del club argentino de Kamishibai, que buscan inquietar con la proyección de Piqueteras, de 19 y 20 Ecos de una rebelión y de Una constelación sonora. Tal vez quedemos sin aliento cuando Cora Gamarnik, Julio Menajovsky y Santiago Mazuchini conversen sobre las imágenes tomadas en la estación Avellaneda el 26 de junio de 2002. Quizás lo recuperemos cuando Ariel Jacubovich, integrante de CAPA (Colectiva Arquitectura Participativa Asamblearia) y Javier del Olmo nos compartan las maquetas, diseños, impresos y videos sobre la creación comunitaria del espacio público en la ex estación Avellaneda. Quizás repensemos las formas de trabajo a partir la presentación del cuadernillo inédito del M6h “Reducir la jornada, generar empleo, recuperar tiempo de vida” y conversemos en torno a aquella lucha del 2002-2003 de lxs trabajadorxs del subte para reconquistar la jornada laboral de 6 horas. Quizás logremos que florezcan mil flores de la mano de la agrupación política y cultural Forjando Utopías y discutamos experiencias de participación comunitaria. Y entre todo esto, irrumpirán algunas performances, se presentarán algunos libros, algunos proyectos y, seguramente, estos encuentros parirán ideas por concretar, luchas por sostener y encuentros e imaginaciones políticas por venir.



*Programación de actividades aquí

Instagram @imaginaciones.politicas


Fotografías: María Eva Blotta, Paula Cannizzaro, Verónica Scardamaglia, Diego Maxi Posadas

Entre las figuras poéticas y retóricas, Adynata (plural de Adynaton, que suena a palabra femenina en castellano) compone lo imposible. Procura insurgencias, exageraciones paradojales, lenguas inventadas, disparates colmados, mundos enrevesados, infancias en las que “nada el pájaro y vuela el pez”.