• Revista Adynata

Post Guardia XXII: Una amorosa cercanía / Débora Chevnik

Caída de altura

Politrauma

Pasaje al acto

̶S̶u̶i̶c̶i̶d̶i̶o̶


Hablas técnicas ̶b̶u̶s̶c̶a̶n̶ ̶d̶e̶c̶i̶r̶ ̶a̶l̶g̶o̶, nombran,

enruidan, ¿ ̶n̶o̶ ̶pasan por lo que pasa?


Hacer un minuto de ̶s̶i̶l̶e̶n̶c̶i̶o̶, estar en la tormenta. ¿Cómo?

Angustias escriben, tecnicismos ̶a̶v̶a̶n̶z̶a̶n̶.


Epa! Llegan reconocimientos por la labor, emojis y unos cuantos “se lo merecen” ( ̶q̶u̶é̶ ̶c̶o̶s̶a̶?̶!̶)

3 manos aplaudiendo,

3 manos aplaudiendo,

1 bíceps tenso,

3 pulgares hacia arriba,

2 pulgares hacia arriba,

2 manos aplaudiendo más oscuritas,

3 pulgares hacia arriba…

La lista sigue y sigue. Llegan a reunirse un montón de emojis

Es tan emojionante…


1 corazón rojo, ̶p̶u̶l̶s̶a̶n̶d̶o̶

Por el entierro. Una voz muy joven, un viento cálido, una amistad hospitalaria, una amorosa cercanía, una orfandad inimaginable, pregunta dónde fue el entierro.


Leer los cuerpos cuando saltan de las pantallas.

Volver de carne la sensibilidad,

sostener lo intolerable.


Ojos jóvenes, y no tanto, encandilados con la ̶v̶e̶n̶t̶a̶n̶a̶ ̶ que sigue abierta de par en par;

impulsividades jóvenes, muy jóvenes, frenan cuando preguntan si es ̶v̶e̶r̶d̶a̶d̶.


Cuerpos ̶i̶m̶a̶n̶t̶a̶d̶o̶s̶ ̶están pidiendo sosiego.



Emojionante, V. Nicolás Koralsky, 2021

88 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo