• Revista Adynata

Adynata Julio / MP

Disidencias


Como estudiante de Psicología cursé, en 1977, Técnica y Dinámica de Grupos. Recuerdo un laboratorio de relaciones humanas. La experiencia consistía en dos grupos de discusión sobre un conflicto institucional. Quienes participaban tenían que evaluar un problema y proponer, por consenso, una solución. En el primer grupo, las voluntades se pusieron de acuerdo enseguida. Pero en el segundo había un agregado. Presentaban este caso: un paciente internado en un hospital recibía una medicación equivocada y, por ese error, se moría. La consigna era encontrar un responsable. Pero, quien coordinaba la experiencia, en secreto, indicaba a uno de los participantes que se obstinara en una posición contraria. Me tocó ese papel. Circulaban muchos razonamientos. Algunos culpaban a la sociedad; otros, a la medicina, a los laboratorios, al hospital, al jefe de servicio, al médico de guardia, a la enfermera, a la familia del paciente. Al rato, se impuso la idea de que la responsabilidad era de la institución. Y, en ese momento, sostuve (y no dejé de sostener), a pesar de las agresiones y la reprobación de todas las voces hostiles, que el único responsable era el enfermo. Era una experiencia sobre las disidencias en un grupo. Era julio del 77, en la Argentina.


Desde entonces, no olvido que una experiencia de grupo suele ser experiencia de soledad. Que las diferencias desgarran. Que solidaridades aman vecindades que no entienden. Que los laboratorios de relaciones humanas ofrecen la peor opción pedagógica en un país sometido al terrorismo de estado.


V. Nicolás Koralsky (2020) Sin título


Entre las figuras poéticas y retóricas, Adynata (plural de Adynaton, que suena a palabra femenina en castellano) compone lo imposible. Procura insurgencias, exageraciones paradojales, lenguas inventadas, disparates colmados, mundos enrevesados, infancias en las que “nada el pájaro y vuela el pez”.