• Revista Adynata

Idioteque / Fabio García

Los idiotas se auto convencen. Creen que la felicidad es personal. Intentan no tener dudas, si aparecen la conjuran con ritos. Tienen una fe ciega en las cosas. Las cosas secretamente también necesitan de ellos. En los espejos se reflejan solo a sí mismos. No tienen amigos tienen followers. Buscan seguridad, la individual, la que importa. Se les da bien el dominar sin dar cuenta que son dominados. Prefieren no saber. Se placen en frases lineales y unívocas que ocupan el lugar de ideas. Deciden lo decidido como propio. Crean palabras, intervienen con un leguaje preciso. Desprecian la poesía. El otro es un mero soporte o un cliente para sacar algo. Se les debe. Lo que tienen se lo merecen. Son culposos pero consumiendo se les suele pasar…un poco. Gustan de teorías orientales fragmentadas sin atacar al Yo. Son conservadores. Estereotipados. La Razón justifica hasta lo delirante y el auto exterminio. El odio tiene la forma de la indignación siempre sobrevalorada y sesgada. El idiota mira de reojo y sospecha de todos. Juzga muy fácilmente. Gusta de pensamientos sueltos a modos de verdades, emotivos y sencillos. Cree ser parte de algo que no es, ni será. Se cree exclusivo y especial, tiene una misión. Personal. Viven sus mediocres privilegios como logros ¿La realidad? Postales sesgadas. La solidaridad es dar limosnas y la libertad un supermercado. Las comunidades son de usuarios. Habitan prototipos, gustan de clasificaciones y listas como esta


. …………………………………………………………


La palabra idiota proviene del griego ιδιωτης (idiotes) para referirse a aquel que no se ocupaba de los asuntos públicos, sino sólo de sus intereses particulares.


Dash Snow De la Serie Polaroids Foto polaroid circa años 2000

51 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo