top of page
  • Foto del escritorRevista Adynata

Lxs buenxs estudiantes son los que prenden fuego cosas / Ezequiel Buyatti

Hace un tiempo una compañera que escribe textos frágiles e incisivos dejó asentado en una conversación que “los buenos estudiantes son los que prenden fuego cosas”. Son las 15:50 de un 27 de agosto y comenzamos a caminar sobre Av. de Mayo acompañando a lxs familiares de la Marcha Nacional Contra el Gatillo Fácil y esa frase se me viene al cuerpo. Profesora y alumna se cruzan, aunque los roles impuestos por la sociedad jerarquizada se anulan. Ambas le ponen color a la ciudad gris. Ambas plasman en las paredes la rabia que hoy nos convoca. Ambas escriben, mientras una le dice a la otra “te amo” con una risa hermosamente desobediente –una con stencil y la otra con una impecable letra cursiva– los interrogantes y las afirmaciones que la sociedad del espectáculo calla: “¿Cuántas vidas vale gobernar?”, “1312”, “ACAB”, “Nunca yuta”.


Esta compañera con la que compartimos escrituras, charlas y calles, y que en este momento irrumpe la pulcritud de la ciudad muerta mediante lata en mano, hace un tiempo escribió: “Hay veces que odio la pedagogía, ¿cómo erradicar de ella la domesticación y la opresión si fue inventada para tal fin? Pero hay veces, algunas veces, aunque sea una vez, que logra mutar. Y entonces recordamos que entre sangre y muertes inventaron revueltas, comunas, caracoles, barricadas, emancipaciones, autonomías, periódicos, murales, graffitis, stencils, hackeos, rondas y hasta escuelas. Y así, aun con ‘gusto a poco’ recuperamos la locura de esos gestos que aquellas luchas inventadas nos legaron”.


El encuentro fortuito de ellas dos es una “de esas veces” en las que se logra mutar. Logra mutar luchas inventadas que trasladan el pizarrón a la calle. Fuera de calificaciones, moderaciones y respetos áulicos. Fuera del respeto a la sociedad que en su afán por civilizarlo todo desprecia la vida. Y así, en esta tarde que transmuta en “esas veces”, confirmamos que lxs buenxs estudiantes son los que prenden fuego cosas. Y lxs buenxs profesorxs, también.


Esas veces. Marcha Nacional Contra el Gatillo Fácil. Andrés Masotto.


Comments


Entre las figuras poéticas y retóricas, Adynata (plural de Adynaton, que suena a palabra femenina en castellano) compone lo imposible. Procura insurgencias, exageraciones paradojales, lenguas inventadas, disparates colmados, mundos enrevesados, infancias en las que “nada el pájaro y vuela el pez”.

bottom of page