• Revista Adynata

Tan sólo a cinco escalones (final) / Verónica Scardamaglia

Actualizado: 3 jun

1.

Casi que desde que se ha inventado la categoría juventud, ha estado acompañada de un torbellino indiscriminado de descalificaciones adultocéntricas varias. Se ha criticado y se critica a las juventudes por el uso de cuerpos y consumos. Por lo que no saben, no pueden, no quieren, no buscan, no alcanzan, no pelean. Por lo que hacen y por lo que no hacen. Se la ha llamado “edad del pavo”. Se ha pretendido y se pretende que funcionen casi como un mero reflejo de un mundo adulto, ese mismo que no para de dar muestras de hipocresías y crueldades, de resignación adaptada y madurez edulcorada, anestesiada e indolente. Pareciera que algo del crecer en número de años, decrece en capacidad de juego, de humor, de diversión, de risa, de locura, de baile, de llanto, de silencios. Como si crecer significara ir entrando en una especie de hibernación consumista estabilizada.

Pareciera que el mundo adultocéntrico solo conoce de lo que sabe y, la más de las veces, evita la inquietud de asomarse a otros mundos inventados, esos tan necesarios como para hacer lugar a ese exceso de sensibilidad que pueden las juventudes. Y, si se asoma, escupe sin parar una descalificación tras otra usando, entre otros, el argumento de la edad muchas veces precedido por un tono agudo que enarbola “en mi época...”.

Pareciera que allí donde ciertas discusiones pedagógicas ven posibilidades de desmerecimiento y descalificación que las deja atrapadas en binarismos despectivos y miopes, el mercado sí ha aprendido a aprovecharse y ubicar nuevos nichos de consumo.

Parece que el mercado de las aplicaciones sabe de las relaciones entre juventudes y redes. Y que las juventudes saben de exilios ante territorios que inauguran y exploran cuando, progresivamente, se van llenando de adultos. Cuando Facebook quedó cooptado, migraron a Instagram, luego repitieron el movimiento hacia Snapchat, Tik Tok y, desde hace varios años, hacia Twitch y otras aplicaciones que seguro están usando y desconocemos porque aún permanecen bajo su soberanía. Quizás en Twitter se despliegue una especie de convivencia que no se toca y que está a disposición para diferentes usos en simultáneo, más allá de edades y gustos, saberes y oficios.

2.

Escribe Marcelo Percia en Sesiones en el naufragio (23) Enfermedad dela fuerza:

“La enfermedad de la fuerza impone autosuficiencias, sentimientos de invulnerabilidad, reacciones compulsivas de superioridad, continuas evacuaciones de signos de flaqueza.

Se trata de una afección que alucina la inmortalidad.

Una fuerza mórbida no descansa. Necesita confirmarse a sí misma, conquistar reconocimientos, verse reflejada en los ojos de la admiración. Necesita sentirse inmune a la fragilidad.

Una fuerza perturbada está siempre despierta. Vigilando que no se marchite su vigor y repudiando afectos que la aproximen a la endeblez.


En leyendas de ambiciones que arden, fuerzas desquiciadas devoran criaturas suplicantes para asegurar su vigencia.”

3.

Cuando llegaron las netbooks de Conectar Igualdad e instalaron la plataforma digital en la escuela, allá por 2011 / 2012, mientras en el mundo docente porfiábamos intentando entender cómo usar las netbooks en el aula, rápidamente y en un mundo paralelo, proliferaban los partidos interdivisiones de Counter, LOL (League of legends) y otros juegos -de los que no logro repetir los nombres sin ayuda juvenil-.

Del mismo modo, casi cada vez que se decide una proyección en un aula, con computadora, cañón y sonido, podemos presumir ahí adulteces que tambalean si no cuentan con asistencia técnica, y juventudes que saben y podrían asistirles si se les convocara para hacerlo. Lo mismo sucede ante las posibilidades que podrían desplegar con el uso de celulares al servicio de la pedagogía (casi una relación en oposición, como si los celulares se hubieran transformado en el chivo expiatorio de todos los males que encubren discusiones no saldadas tanto en las pedagogías como en las políticas educativas).

4.

La difusión y el despliegue del mercado del entretenimiento no sólo insume cada vez más tiempo vital conectadxs sino que ha derivado en un mundo de gamers y streammers del que el mundo adulto queda afuera y desconoce.


Escribían, allá por 2016, Matías Ramos Otati y Leonel Teruel, dos de las más desbordantes inquietudes que poblaban 4to 2da, en el fanzine transfeminista (De)mentes Rosas -título que se eligió en referencia a la proyección de la peli surrealista checoslovaca Locas Margaritas (1966, dirigida por Vera Chytilova) que nos regaló alguna vez el mágico Luis Issaly [I] -.

“Caso Sakuya Remilia

Una de las tantas cosas de la vida y algo tan marcado como el género, pesa fuerte en el ámbito de la competencia dentro de los videojuegos.

Remilia es uno de esos casos difíciles de explicar. Ahora ella, siendo mujer y no sólo un hombre travestido (o eso hasta ahora es lo que se dio a conocer). Ella era el soporte de Renegades, un equipo europeo dedicado al gaming, tan de moda en estos tiempos. Al ingresar al mismo siempre tuvo la fascinación por lograr cobrar por jugar, ser mejor y llegar alto, aunque el mundo no sea lo que a veces quisiéramos. Al inicio de todo, su carrera como jugadora fue bien recibida, poco importaba su vida personal, y así debería seguir siendo. Lo que movía las masas de gente siguiendo a Remi era su forma de jugar, tan certera y con una maestría sobre lo que hacía. Hasta ahí siempre se sintió bien en ese mundo, con más personas disfrutando de cada vez que la ven jugar.

El tiempo, aún así, no hizo esperar el aura negativa respecto a su situación. Según ella, ahora, la gente puede ser horrible, decir cosas por intentar tomar todo a gracia y no saber cuánto daño podría provocar en la otra persona. Para su beneficio nunca fue una persona que entrara en ese ida y vuelta, casi nunca se dejó atrapar por comentarios negativos y el pensar ajeno. Más allá de su forma de afrontar esto, decidió alejarse de su equipo pero no antes de conseguir lo que se propuso: ingresó tras mucho trabajo y esfuerzo entre todos, a la LCS (League Championship Series) europea, competición donde diariamente se enfrentan por dinero equipos de la región que consiguen empresas que actúan de apoyo monetario y cada uno ahí puede dedicarse a jugar. ¡Vamos! el sueño de todo gamer aspirante. Lo que logró con dedicación fue algo increíble, pero el mundo no fue grato con ella y la hizo abandonar, aún habiendo logrado su sueño. Aunque jamás hasta el día de hoy se rindió. Sakuya (su nombre dentro del juego) actualmente fue convocada y contratada por un equipo de LAS servidor y región latinoamericana sur, donde todxs la recibimos con un gran abrazo a la comunidad local, donde se sintió querida y apoyada en el poco tiempo que salió a la luz todo esto.”


Remilia, quien falleciera en 2019 a los 24 años luego de diferentes complicaciones en su salud tras algunas cirugías ocurridas en malas condiciones, aparece como la primera mujer trans en calificar para la serie de campeonato del juego LoL (Leagues of Legends). Estas competencias de e-sports las crea en 2012 la empresa Riot Games, con premios y salarios para lxs jugadorxs que participan. Funcionan con la misma lógica deportiva y empresarial que los mundiales de futbol, basquet y otros deportes. Leemos “En 2018, la final batió todos los récords de audiencia anteriores con casi 100 millones (99,6) de espectadores únicos, 44 millones de espectadores simultáneos y un promedio de 19,6 millones de espectadores durante la final. Además, a los equipos se les ofreció más de US $ 4,2 millones con la venta de chromas y skins exclusivos del evento.(…) Los Campeonatos del Mundo de League of Legends han sido un éxito rotundo y han aumentado en popularidad, convirtiéndolo en uno de los torneos más prestigiosos y vistos del mundo (incluso superando las finales de la NBA ), así como el videojuego más visto del mundo.”

5.

El alcance internacional de la actual escena argentina del trap tiene estrecha relación y se deriva del uso, tal vez inesperado para la industria, que han dado las juventudes a las redes sociales. Ya se trate de la transmisión, reacciones y difusión de las batallas de freestyle en las plazas, de las publicaciones de remixes y canciones a través de cuentas de Youtube, Tik Tok o Instagram.

Logo de El Quinto Escalón

Desde el 2016 “El quinto escalón” se encontró con un crecimiento exponencial espontáneo a través de la viralización de las batallas en Youtube. Hasta ese entonces, sólo una vez habían decidido cobrar inscripción para participar. Bajo el lema heredado por el movimiento del hip hop “Unión y respeto” y buscando crecer como cultura decidieron, sin dudarlo, ayudar a la operación del padre de uno de sus participantes destacados, Acru, tras un robo que había sufrido la familia.


Tanto L-Gante como Nicky Nicole y María Becerra comparten sus primeras canciones por sus canales de Youtube. A partir de las crecientes cantidades de seguidores y “vistas” que reciben, llaman la atención del mercado y saltan a la industria y a los escenarios. Ellxs, por diferentes motivos, desatan además de amor y admiración, olas de ira y críticas crueles en la redes y los medios y quedan como blanco de una especie de catarsis moral, nuevamente, ante el uso de cuerpos y consumos.

Tanto contra L-Gante -del Barrio Centenario de General Rodríguez, provincia de Buenos Aires- como contra Cazzu -nacida en Ledesma, Jujuy- estallan a borbotones racismos clasistas.

Casi como sucedió en su momento con el salto de la cumbia a mediados de los ‘90 (con artistas como Alcides, Ricky Maravilla, Gladys "La Bomba Tucumana", Pocho la Pantera, Lía Crucet, Gilda, Comanche, Sombras, Antonio Ríos, Amar Azul entre tantxs otrxs), luego con la cumbia villera hacia fines de los ‘90 y años 2000 (año de publicación del disco Cumbia Villera de Yerba Brava y con grandes grupos como Flor de piedra, Meta Guacha, Mala Fama, Damas Gratis, Pibes Chorros, entre muchos otros). Queda a la vista como sigue inquietando todo lo que se corra del modelo hegemónico que la normalidad de clase, raza blanca y heterocis impone en el acople con avanzadas neoliberales potenciando las opresiones.

Cazzu cuenta en el programa Podemos Hablar (2021) que recibe en las redes sociales montones de mensajes con insultos y afirma “Ser jujeña en Buenos Aires es motivo de discriminación” y continúa “Pasa en muchos lados, y Buenos Aires tiene una cultura muy centralizada que está acostumbrada a disponer cómo tiene que ser el exterior; porque nosotros encima somos ‘el interior’, eso a mí me produce muchas dudas”. Agrega “Lo del acento me parece muy ofensivo, cuando te dicen por ejemplo: ‘¿Podés volver a repetir eso que dijiste porque me gusta cómo dijiste tal cosa?’”.

De estxs artistas no sólo incomoda la propuesta musical que no tiene pruritos en cantarle y bailarle al uso de los placeres, sino y sobre todo, que con ello entre el barrio, los modismos, el tono, el agite, la noche, las sustancias, el sexo, la crudeza y el disfrute que tantas vidas viven. Esas que no ocupan las pantallas, salvo cuando se leen en términos delictivos y peligrosos.

L-Gante con el RKT hace canción las provocaciones que se viven en la calle y lanza, entre otras arengas “no quiero ser cheto, quiero ser millonario”. Habla como se habla en el barrio, y canta y hace cantar, casi pornográficamente, “Cumbia 420 pa los negros”.

En ocasión de un multitudinario show gratuito que dio en febrero 2022, para alrededor de 45000 personas en Tecnópolis, se desplegaron olas de difamaciones y odio. Así como ha sucedido y sucede con tantas bandas y artistas que se acercan a espacios partidarios populistas y que reactivan una historia acallada y cimentada sobre el barro ensangrentado del mundo supuestamente mayoritario de las normalidades y, particularmente, de este suelo que nos ha visto nacer.

Elián Ángel Valenzuela, nacido en el 2000, carga con todo lo que se desata cuando un joven pobre, negro y villero orgulloso de dónde viene tiene éxito. “Aguante el barrio con el barrio. Es la mejor combinación. Bien ahí por brindar su apoyo y comprensión. Desde abajo hacia la cima, siempre”, dijo en Tecnópolis.

Agita todas las furias y el asco de clase, de raza y adultocéntrico. Ya recibió acusaciones, allanamientos, ataques policiales y hasta quedó demorado por más de una hora en el aeropuerto al llegar a Chile hace unos meses, mientras contaba por un vivo de Instagram que un carabinero de la PDI lo basureó, le pateó la silla mientras dormía diciendo “A estos flaites no hay que dejarlos pasar”. Flaites, antónimo de cuico, es el modismo despectivo chileno para decir villero.

6.

En la sección Freestyle de la web del diario Olé leemos en una entrevista previa al Lollapalooza 2022: “-¿Qué significa el hip hop argentino hoy?. - Es un lugar de pertenencia, un lugar que quiero nutrir, alimentar y hacer crecer. Creo que durante mucho tiempo yo también he dicho que aprendí mucho de artistas de afuera que han sido influencia, me han marcado el camino y los súper reconozco como maestros, pero creo también muchísimo en el decir, en el dolor, en el festejo, en el barrio y en el color que tiene el latino. Me identifico con eso porque está más acercado a mi realidad y hoy en día quiero poder construir para el hip hop latino, que se vuelva una potencia, que se pueda seguir alimentando y profesionalizando, que se reconozca como una música nuestra.” responde Acru, freestyler de 24 años que participaba de El quinto escalón y que tiene actualmente un maravilloso despliegue como rapero.


¿Cómo ha sucedido que se conectan el freestyle con el Olé; el futbol con lxs gamers; el trap con lxs streamers? ¿Cómo termina Messi invitando a su fiesta privada a Nicki Nicole o compartiendo su cena de despedida de Barcelona con los streammers Ibai y Coscu?

7.

Hace años entre juventudes empobrecidas nacidas en diferentes villas del país se fue imponiendo la idea de que era posible “salir de pobre” jugando a la pelota. Muchos años más tarde, esa posibilidad de salto se ocuparían también con las llamadas botineras, los punteros y la cumbia villera. Podríamos pensar hoy al trap, al gaming y al streaming como nuevas opciones.

8.

La tensión trap – rock viene haciéndose presente tanto por relaciones de continuidad como de ruptura. En este sentido queda muy a la vista cuando los comentarios están teñidos de cariño y cuándo, otra vez más, lo adultocéntrico en clave musical intenta colonizar.

Con ese gesto atrevido que les caracteriza, dos de los pibes de El quinto escalón, ambos ganadores de las batallas de Red Bull 2017 y 2019 respectivamente, Trueno (20 años) y Wos (24 años) tiran en el tema Sangría (2020) “Llegamo' con los guacho' con la ropa hecha mierda / Pero cuando escribimo' los político' tiemblan / Si Diego pone el centro, Batistuta mete el gol / Te guste o no te guste somo' el nuevo rock and roll” y desataron un tsunami de controversias que hace decir a Charly en los premios Carlos Gradel 2018, luego de que el Duki cantara su tema Rockstar junto a la orquesta sinfónica, “hay que prohibir el autotune” [II].

A diferencia de lo que la industria ejecuta, difícil encontrar en esta escena lo descarnado de la competencia individual por un trono que, en caso de haberlo, ya está asignado por ellxs mismxs a Cazzu, la jefa del trap.

Muchxs de estxs músicxs transforman estas tensiones en herencias y proponen colaboraciones, hoy llamadas feats. No sólo entre ellxs sino con muchos rockeros: Ciro y Los persas invitaron a subir al escenario para hacer freestyle en Pistolas a Wos (2019), Ricardo Mollo ha participado en el temazo Culpa de Wos (2019), Cazzu fue invitada a cantar Llamame con Los Gardelitos en el Cosquín Rock (2020), Wos ha participado de una versión de Ana no duerme en la entrega de premios Carlos Gardel (2020) junto a David Lebon, Mateo Sujatovich (de Conociendo Rusia e hijo de Leo Sujatovich de Spinetta Jade) y Lisandro Aristimuño. Trueno ha homenajeado a los Illya Kiruaki and The Valderramas en Dance Crip (2021), desde hace unos meses podemos disfrutar del tema Sonido nativo del río entre Ysy A y el Bajofondo de Santaolalla (2022), Bizarrap cerró el día uno del Lollapalooza 2022 con Ji ji ji, con las pistas del tema que le pasó el Indio e invitando a subir a Gaspar Benegas, guitarrista de Los fundamentalistas del aire acondicionado y Trueno fue invitado por Gorilaz, en el cierre del día uno del Quilmes Rock 2022 en Tecnópolis [III]

9.

Se lee en el librito del interior de "Yendo del a cama al living de Charly García (1982) una cita de Pete Townshend (The Who): "Si grita pidiendo verdad en lugar de auxilio / si se compromete con un coraje que no está seguro de poseer / si se pone de pie para señalar algo que está mal / pero no pide sangre para redimirlo, / entonces, es rock'n'roll. "

10.

¿Cómo se mide la pertenencia y pertinencia de un estilo? ¿Cómo se establecen los parámetros que inventan las categorías clasificatorias?

En una entrevista ante la pregunta ¿el trap es el nuevo pop? Ysy A responde: “Yo siento que es el nuevo rock más que el nuevo pop. Es una reversión. Nosotros vemos a los rockstars en su mejor etapa y decimos “trap”. Pero en su momento era ‘rock’”.

Trueno, en otra entrevista dice respecto de las relaciones entre rap y rocanrol que comparten las ganas de decir las cosas sin censura y afirma “Los rockeros eran unos atrevidos”.

Recordemos que la invención del rocanrol estuvo ligada con lo contracultural, la rebeldía y, por supuesto, con las juventudes. Leemos a Pipo Lernoud en la Enciclopedia Rock Nacional, 30 años (1996) " 'Rock 'n' roll' significaba en el lunfardo negro literalmente mecer y rodar. Girar y sacudirse. Era una metáfora sexual." Según esta enciclopedia, el rock empieza a difundirse en 1957 con el estreno de la película "Rock around the clock", mientras que los sábados en radio Excelsior Jorge Beilliard pasaba grabaciones de Elvis, Little Richard y Bill Halley.

En la entrevista de Caja Negra dice el Duki “Nosotrxs agarramos ese sentimiento de hambre, de querer salir de abajo, de ir en contra de las cosas, de ir en contra del sistema” y agrega que el trap como género logró una estética, una forma de sonido, un flow y se volvió un ritmo que, con una maravillosa impertinencia, cruzan con rock, jazz, salsa, electrónica.

11.

Uno de los elementos fundamentales en el movimiento del hip hop está en la figura del productor . Leemos en Adynata Abril, en la parte 2 de “Tan solo a cinco escalones”:

“Históricamente lxs DJ exploran las conexiones entre música, producción de canciones y afectaciones sobre los estados de ánimo de la gente. (…) tomaban una muestra de un tema (sample) y se la repetía en loop como bases sobre las que se hace rap o freestyle. Ya desde hace años, la función del DJ se entrecruza y yuxtapone con la del productor / Beatmaker. Se refiere a quienes producen y componen sus ritmos usando sonidos, sampleos de acordes, baterías, guitarras e incluso líneas vocales. Muchas de estas producciones las utilizan lxs DJ para pasar las bases.“

De la movida del quinto también surgiría Bizarrap, un productor musical (hoy de 23 años), que empezó a ganar notoriedad por unos compilados de momentos graciosos que ocurrían en las batallas llamados "Combo Loco" que subía a YouTube en 2017. Luego comenzó a animarse a los remixes hasta que instaló las BZRP Freestyle Sessions desde 2018 y las BZRP Music Sessions desde 2019. Utiliza para el trabajo con audiovisuales algo de lo aprendido en su secundaria y como formas de promoción algo de lo aprendido en los tres años que estudió de Marketing hasta que irrumpió la fama no buscada que lo instala actualmente como uno de los artistas con más reproducciones en el mundo tanto en Spotify como en Youtube.

Desde su habitación-estudio de grabación en Ramos Mejía, el Biza juega con la música y se divierte. Se ve algo de esto en el reportaje que le hicieron en julio del 2021 en el programa español La resistencia tanto cuando intercambian y graban sonidos de un sampler con uno de los músicos como cuando le regala al conductor del programa un álbum de figuritas que se inventó en base a lxs artistas de las sessions y los objetos que lo caracterizan: la gorra y los anteojos. “Sólo hay dos álbumes”, le advierte.

Un poco por casualidad, otro poco por vergüenza, el Biza no muestra el rostro. Quizás en este gesto así como en seguir produciendo desde su casa familiar, se instalen algo de la confianza y cercanía que logra en las Sessions con artistas de diferentes nacionalidades. Comenta en una entrevista que le ofrecieron de todo pero que elige producir desde su casa porque así también transmite a lxs jóvenes que es posible enfocarse en lo que te gusta. Dice “Para mí uno de los motivos por el que pegó y explotó todo es la sensación intimista de que los artistas vengan a grabar a mi cuarto, a mi estudio.”

12.

La historia de normalidades incomodadas antes ritmos y juventudes viene de larga data. La invención de la psicología y su uso en relación con la categoría juventud, tiene que ver con esto. Ya desde el surgimiento de las ciencias humanas, la psicología se ha ocupado por intentar normalizar la vida al servicio del paradigma político de orden y progreso que la vio nacer. Centrada en aspiraciones de ciencia y disputando garantías de veracidad a las ciencias biológicas, hay psicologías que se miran en el espejo aún no roto del evolucionismo darwiniano que insiste cuando de niñeces y juventudes se trata. En 1904 el psicólogo norteamericano Stanley Hall publica el libro “Adolescencia”, desde donde se la piensa como una fase evolutiva diferenciada y con características especificas. Con abiertas adhesiones al Evolucionismo, Hall pensaba la adolescencia como etapa con una serie de efectos del crecimiento inscriptos en un programa genético. Será para 1905 que Freud trabaje también sobre este nuevo objeto en el texto “Las metamorfosis de la pubertad” e inaugure la investigación psicoanalítica sobre los procesos que se ponen en juego con el advenimiento de la pubertad.

Aún hoy los reflejos de la psicología evolutiva siguen produciendo efectos de verosimilitud, con plena incidencia en la opinión mediática, en el discurso pedagógico y en lo imaginario social. Se considera a la adolescencia como etapa de la vida situada entre la pubertad y la adultez a la que se le atribuyen una serie de características biológicas y psicoafectivas iguales para toda existencia, sin distinciones de género, de raza ni de clase. El imperio de lo igual sigue enarbolando a lo diferentes como disfunción, patología, desvío o delito.

Psicología sostenida en ideales políticos de progreso y completud que sitúan la existencia en términos de un camino secuencial a recorrer atravesando diferentes etapas (o niveles o pantallas de juegos). Etapas caracterizadas por criterios de normalidad que indicarían grados de desarrollo a alcanzar y puntos de enfermedad / desvíos a curar, medicar, corregir o encerrar.

Y como garantía de llegada de ese recorrido secuencial: una identidad acabada, una sexualidad definida, una madurez lograda y una personalidad disponible cual outfit. Ideales de individuo adulto y maduro, inventados y sostenidos por la modernidad y las ciencias humanas. Y mantenido y defendido por el marketing, los gobiernos, las neurociencias y la big data.

13.

En 2017 realizamos con 4to 2da y 5to 2da un trabajo sobre derechos humanos. Invitamos dos veces a la escuela para conversar con ella a una vecina del barrio, la inmensa Adri Lewi. Supo embelezarnos y conmovernos contándonos cómo viene viviendo con esa herida abierta que le provocó el terrorismo de estado con la desaparición y el asesinato de quienes la concibieron y comenzaron a criar, antes de que lxs desaparecieran y asesinaran. Diseñamos con ella, desde el espacio de Educación de la ex Esma, donde trabajaba, el montaje de un mural de Armando Prieto, desaparecido de Parque Avellaneda, cuyo nombre había sido uno de los propuestos en el 2010 para el trabajo barrial de elección y votación del nombre de la escuela, retomándolo e historizando también lo vivido en la escuela.

Un mediodía de sol y calor, sobre el paredón de la calle Bilbao, junto con Adri, algunxs profes y lxs estudiantes instalamos un gran mural de Armando Prieto. Luego, bajo la bellísima sombra de unos árboles, al costado de la escuela, Agustín e Iván, rodeados de todxs lxs que estábamos allí, en una especie de batalla de freestyle, tiraron rimas inolvidables y conmovedoras al respecto. [IV]




[I] Gran amigo indefinible e inclasificable, amante del cine, una de las presencias maravillosas de las exploraciones del under de los 80, profe del bachi Escuela Libre de Constitución y creador de “La peli dominguera” espacio de proyecciones de cine arte en la FLA (Federación Libertaria Argentina).

[II] https://www.youtube.com/watch?v=-YqNORdgP1Q

[III] Ana no duerme https://www.youtube.com/watch?v=P0M4JfbPs2s

Culpa https://www.youtube.com/watch?v=XzxN55XwhdU

Sonido nativo del río https://www.youtube.com/watch?v=5FmsMIWtfAs

Dance crip https://www.youtube.com/watch?v=JWRlTezTF2k

Venganza https://www.youtube.com/watch?v=6gHnmXB4t1k

Jijiji en el Lollapalooza https://www.youtube.com/watch?v=Xsb5tqhdahM

[IV] https://www.youtube.com/watch?v=1GlFW4YkOpc


San Poggio Sin título 2014 Díptico 160 x 80 cm

Entre las figuras poéticas y retóricas, Adynata (plural de Adynaton, que suena a palabra femenina en castellano) compone lo imposible. Procura insurgencias, exageraciones paradojales, lenguas inventadas, disparates colmados, mundos enrevesados, infancias en las que “nada el pájaro y vuela el pez”.